lunes, 31 de diciembre de 2007

EL 1 DE ENERO ARIZONA SERA MAS ANTIINMIGRANTES ENTRARA EN VIGOR NUEVO CASTIGO

Por: Martín González
Martingonzalez06@gmail.com


A partir del 1 de enero los inmigrantes indocumentados que viven en el estado de Arizona enfrentarán nuevas y severas medidas que los colocan a las puertas de la cárcel, y a un paso de la deportación.

Las nuevas regulaciones prácticamente convierten a los patronos en agentes del servicio de inmigración de Estados Unidos, al obligarlos a verificar el empleo de todos y cada uno de sus trabajadores.

Se cierra el cerco
Una nueva ley castigará a los empleadores que contraten a inmigrantes sin estatus legal de permanencia, quienes además deberán notificar a las autoridades de inmigración si se topan con un extranjero sin papeles de estadía y sin permiso de trabajo.

A mediados de diciembre, The Associated Press reportó que frustrados por la decadencia de la economía y las nuevas leyes, numerosos inmigrantes de Arizona optaron por regresar a sus países, o probar su suerte en otros estados.

La nueva ley, aprobada por los electores, demoró varios meses en ser implementada. Según los propósitos de la medida, intenta disminuir los incentivos económicos para los inmigrantes indocumentados en Arizona, que tiene los cruces limítrofes más concurridos de la frontera con México.

Se están marchandoY al parecer, hasta mediados de diciembre, la normativa ha comenzado a lograr su objetivo.

"La gente me llama para contarme que sus amigos, sus primos, sus vecinos, están volviéndose a México", dijo Magdalena Schwartz, una activista de los derechos de los inmigrantes y pastora de la iglesia Mesa.

"No quieren vivir con miedo, aterrorizados", puntualizó.Martin Herrera, un inmigrante indocumentado de 40 años que trabaja como albañil y vive en Camp Verde, ubicado a unos 113 kilómetros (70 millas) al norte de Phoenix, dijo que planea regresar a México después de haber permanecido aquí durante cuatro años.

"No quiero vivir aquí por la nueva ley y el ambiente opresivo", sostuvo. "Estaré mejor en mi país".

Ley absurda
Herrera consideró que la ley que sanciona a los empleadores es "absurda"."Todos aquí, estemos de manera legal o ilegal, somos parte de un motor que hace funcionar a este país", manifestó. "Cuando nos vayamos, el motor va a comenzar a apagarse".

No existe manera de saber cuántos inmigrantes indocumentados viven en Arizona, especialmente ahora que muchos regresan a su país para visitar a sus familiares durante las fiestas. Pero los economistas, abogados de inmigración y personas que trabajan con la comunidad de inmigrantes, coinciden en que están partiendo.