viernes, 18 de abril de 2008

ACUSADOS CASO BANINTER SON CONDENADOS

Por: Martin Gonzalez

SANTO DOMINGO.-
La Tercera Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional confirmó esta madrugada la condena de 10 años de prisión a Ramón Báez Figueroa y Luis Álvarez Renta, e impuso 10 años a Marcos Báez, en el conocimiento del caso Baninter.
El tribunal integrado por los jueces Ignacio Camacho, Nancy Joaquín y Wendy Martínez, condenó además a 5 años de prisión a Vivian Lubrano de Castillo, quien había sido descargada en primer grado por el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional.

Tras concluir la lectura del fallo a la 1:58 de la madrugada, el doctor Juárez Castillo Semán, del Consejo de Defensa de Báez Figueroa, calificó la sentencia de contradictoria y anunció que será recurrida en casación por ante la Suprema Corte de Justicia.

Castillo Semán sostuvo que los jueces admitieron la ilegalidad del informe del perito Aurich, sin embargo, no lo descartaron.

También acogieron que las infracciones eran sistémicas a los demás bancos, que la autoridad conocía de las violaciones, sin embargo, no sacaron consecuencias.

Dijo que la sentencia ha dejado en nebulosa los aspectos centrales de las propias comprobaciones que hace, y en consencuencia “desde el punto de vista del derecho tiene todas las características de una sentencia recurrible en casación y revocable en casación”.

Saludó que los jueces admitieran un argumento de la defensa de que había que ordenar la liquidación por Estado.

Dijo que el Banco Central ha tenido escondido el proceso de liquidación del Baninter, pero ahora lo tendrá que hacer obligado, porque los jueces dispusieron que ese proceso se haga por Estado.

En su sentencia los magistrados encontraron culpable a Báez Figueroa, Báez Cocco y Álvarez Renta de violar la Ley Monetaria y Financiera, por lavado de activos y abuso de confianza.

Inconstitucionalidad Asimismo, el tribunal declaró la inconstitucionalidad de la resolución única, dictada por la Junta Monetaria y Financiera, en fecha 7 de abril del 2003, por haber sido dictada en violación a las disposiciones de los artículos 111 de la Constitución de la República; 4, 62, 63 y 65 de la Ley No. 183-02, Monetaria y Financiera.

Los jueces fijaron la lectura del fallo para las 3:00 de la tarde, pero subieron a audiencia a las 8:40 de la noche, pidiendo excusas por la tardanza y alegando que uno de los jueces tenía un problema de fuerza mayor. Báez Cocco, quien en primera instancia fue condenado a ocho años de prisión, la corte le aumentó la pena a diez años.

En torno al caso, su abogado Juan Antonio Delgado, anunció que también recurrirá la sentencia en casación.

Al término de la audiencia, el presidente del tribunal, Ignacio Camacho, dijo que las partes tienen un plazo de 20 días para recurrir la sentencia en casación por ante la Suprema.