lunes, 12 de noviembre de 2007

JOVEN ACUSA AGENTE PN DE PROPINARLE GOLPIZA


Por: Martin Gonzalez.
Martingonzalez06@gmail.com


SANTO DOMINGO.- Un joven denunció que fue brutalmente golpeado por un agente policial al que sólo identificó como Alex, quien presta servicio en el destacamento ubicado en el sector Barrio Nuevo, en Sabana Perdida.

José Luis Marte de Jesús, de 23 años de edad, indicó que el origen de la golpiza, propinada el pasado sábado, está vinculado a un revolver que tres jóvenes le quitaron a un compañero del agente y que él, un primo suyo y representantes de una junta de vecinos trataron de conseguir para devolverlo.

El joven, quien acudió a la redacción de LISTÍN DIARIO junto a su madre María Reynoso, el profesor Julio Cava, representante de los Derechos Humanos de Sabana Perdida y María Estela Basilio, de la Junta de Vecino, narró que trataron de conseguir el arma y luego de tenerla en su poder se lo hicieron saber a su propietario y el agente le dijo que la entregaran en el Palacio de la Policía “porque después no la conseguía”.

Dijo que se comunicaron con el encargado de Servicio Secreto del Palacio de la Policía, primer teniente Desiderio Lorenzo Aquino, y le entregaron el arma.

En una certificación mostrada a esta redactora, fechada el 12 de octubre del 2007, se le entrega al primer teniente Lorenzo Aquino el revolver marca Smit Wesson, número 253753, calibre 38 con siete cápsulas.

La certificación está firmada por el oficial, así como también por Julio Cava, Luciano Emiliano, ayudante del director de la Dirección Central de Inteligencia Delictiva, María Estela Basilio, presidenta de la Junta de Vecino y Arsenio Cabrera Méndez, secretario general de los Derechos Humanos de Sabana Perdida.

Luego de hacer entrega del arma, “por vía de allá (del Palacio) se lo hicieron saber a los agentes de puesto en el destacamento y entonces empezaron las amenazas”, sostiene.

“Me vendiste sueño, me dijo el agente”, en el sentido de que le había prometido entregarle el arma a él y no lo hicieron así. “Yo le dije que el arma se había entregado allá (en el Palacio) y que no tenía nada que ver con eso”.

“No te apures, yo te agarro, te voy a dar una paliza, siguió diciendo el agente”, sostuvo.
Este fue sólo el inicio de una brutal golpiza, utilizando la cacha de una pistola y una botella, que terminó dejándolo inconsciente, por lo que tuvieron que llevarlo en una ambulancia de emergencia al hospital Darío Contreras.

Afirmó que luego de la agresión y recibir la de alta del hospital lo detuvieron, pero lo despacharon a los pocos minutos, luego de ver las fuertes lesiones de que fue objeto.
“Me dijo párate, quien tu eres, yo le dije soy fulano, ¿no me conoces?, ¿quién tu eres?.

Y me lo repitió como diez veces con los ojos rojísimos”.

Indica que cuando levantó las manos lo registró y le dio un cachazo con el arma en el ojo derecho.

Dijo que en el incidente perdió una cadena de oro y un anillo que portaba y que el agente que lo agredió le mandó 500 pesos con el joven que lo acompañaba (al agresor) el día de la golpiza para que comprara medicamentos.